El tejido Oseo y cartilaginoso

El material que forma los huesos recibe el nombre de tejido oseo.  Este tejido se distingue de los demas del cuerpo por una caracteristica muy especial: su dureza.

Las Celulas del tejido oseo fabrican un material que queda entre ellas y es el que proporciona esa dureza. Este material es tan duro porque tiene gran cantidad de sustancias minerales.

Como son los huesos por dentro

El tejido oseo es casi duro como el cemento, y sin embargo los huesos son mucho mas ligeros por que una buena parte de los mismos esta llena de pequeños espacios huecos, parecidos a los de una esponja.

En los huesos largos la parte central del  hueso es hueca, formando una especie de tubo.  De este modo el hueso es tan resistente como si fuera macizo, pero pesa menos.

-Los Cartilagos.

No todo el esqueleto esta formado por huesos: algunas piezas son mas flexibles y blandas, y reciben el nombre de cartilagos en su interior.

El tejido que forma los cartilagos, llamado tejido cartilaginoso, es muy parecido al oseo, pero el material que queda entre las celulas no tiene sustancias minerales.

El tejido cartilaginoso tambien recubre los extremos de aquellos huesos que forman articulaciones moviles.

Gracias a esta capa de cartilago, los extremos de estos huesos tienen una superficie muy lisa, por tanto, el rozamiento entre ellos en las articulaciones queda reducido al minimo.

La parte exterior del cartílago, llamada pericondrio, es la encargada de brindar el soporte vital a los condrocitos.

El cartílago se encuentra revistiendo articulaciones, en las uniones entre las costillas y el esternón, como refuerzo en la tráquea y bronquios, en el oído externo y en el tabique nasal. También se encuentra en embriones de vertebrados y peces cartilaginosos.

Los cartílagos sirven para acomodar las superficies de los cóndilos femorales a las cavidades glenoideas de la tibia, para amortiguar los golpes al caminar y los saltos, para prevenir el desgaste por rozamiento y, por lo tanto, para permitir los movimientos de la articulación. Es una estructura de soporte y da cierta movilidad a las articulaciones.

Los huesos, como órganos que son, están constituidos por varios tejidos fundamentales, de los cuáles predominan el conectivo propiamente tal y los conectivos especiales, cartilaginoso y óseo.

El tejido óseo, siendo el principal tejido que forma los huesos, presenta dos disposiciones, laminillar y no laminillar, atendiendo a la disposición que adopta la sustancia fundamental en sus componentes fibrilar y de sales de depósito. El tejido no laminillar predomina en estados de formación ósea o de reparación, por tanto, puede ser considerado como un tipo de tejido inmaduro.