El aparato urinario-2

Vias urinarias.

El uréter es un conducto, de unos treinta centímetros de longitud, que canaliza la orina desde los riñones hasta la vejiga.

La vejiga urinaria es una bolsa elástica donde se acumula la orina.  Su salida está controlada por un doble esfínter (un fuerte anillo muscular).

El esfínter interno es de relajación involuntaria, pero el esfínter externo está bajo un control totalmente voluntario.  La vejiga de la orina posee una serie de «indicadores de nivel»  que comunican al cerebro el volumen de orina almacenada.  Si antes no se ha vaciado, cuando se acumulan unos 400 centímetros cúbicos de orina (el contenido de dos vasos), la necesidad de micción es apremiante.

Al relajar el esfínter externo de la vejiga urinaria, la orina mana al exterior por la uretra.  La uretra es un conducto membranoso.  En el hombre es mucho más larga que en la mujer, ya que la uretra masculina atraviesa longitudinalmente el pene.  El orificio externo de la uretra es el meato urinario.

Los reñones están situados en la región lumbar, acada lado de la columna vertebral.   Miden unos 12 cm de longitud y unos 5 cm de grosor.  Todos los días filtran sesenta veces el volumen total de sangre.

Interior del riñón.

Corte de un riñón (izquierda) en que se aprecian sus tres partes más importantes (corteza renal, y pelvis renal), envueltas en una  capsula fibrosa.

Los riñones son dos órganos con forma de frijol, cada uno del tamaño del puño de la mano, que se encuentran justo debajo de la caja torácica, uno a cada lado de la columna vertebral. Todos los días, los riñones filtran entre 120 y 150 cuartos de galón de sangre para producir entre 1 y 2 cuartos de galón de orina. Los riñones trabajan todo el día; una persona no puede controlar lo que hacen los riñones.

Los uréteres. Los uréteres son los tubos delgados musculosos, uno a cada lado de la vejiga, que transportan la orina desde cada uno de los riñones hasta la vejiga.

La vejiga. La vejiga, que se encuentra en la pelvis entre los huesos pélvicos, es un órgano hueco, musculoso y con forma de globo que se expande a medida que se llena de orina. Aunque una persona no puede controlar la función renal, sí puede controlar cuándo vaciar la vejiga