Principales desastres naturales de la historia

Los desastres naturales tienen gran representación en la cultura de la humanidad, tanto como destructores de todo lo conocido (el apocalipsis) o como eventos purificadores (como el famoso diluvio bíblico). Se trata de eventos que le recuerdan al hombre su indefensión y le reconectan con las nociones de lo divino y lo sagrado.

Las causas de un desastre natural no siempre son determinables, o simplemente responden a factores ambientales que resulta imposible predecir.

Los desastres naturales son, en su mayoría, imprevisibles, ocurren cuando sea.

Pero al mismo tiempo presentan patrones de recurrencia (ciclos) que muchos expertos (sismólogos, climatólogos, geógrafos, etc.) utilizan para alertar a la población de que más o menos pronto podría producirse un desastre y se deben tomar las precauciones apropiadas.

Algunos de los grandes desastres naturales de la historia son:

  • La Gran Sequía de los años 30 en los Estados Unidos.
  • Las temporadas de tornados en el Sur de ese mismo país.
  • La gripe española que en 1918 mató a casi 40 millones de personas.
  • La erupción del monte Vesubio que acabó con la ciudad romana de Pompeya.

Los esfuerzos de la Organización de las Naciones Unidas y de otros grupos que estudian el medio ambiente por disminuir los desastres naturales, produjeron una serie de protocolos de regulación de la actividad contaminante humana y de campañas informativas en zonas vulnerables.